Comisión especial para el caso FICREA

Una aplicación práctica de Diseño de Sistemas de Solución de Conflictos

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), y el sistema financiero mexicano en general, y con razón, se encuentran sometidos al escrutinio público ―en una temporada de crisis institucionales que parece no acabar― con motivo del escandaloso asunto de FICREA que defraudó a miles de ahorradores.

Ver este link (http://www.milenio.com/negocios/los_datos_relevantes_ficrea-fraude_ficrea-sociedad_financiera_popular_0_433756633.html) para una infografía sobre el caso.

Naturalmente, los defraudados que depositaron su dinero ―y su confianza― en la institución buscarán justicia por las vías disponibles. Esto es, en México, promover juicios individuales en contra de la institución en la vía civil y mercantil, o bien tal vez lograr que con la legitimación con la que cuenta la CONDUSEF se promueva una acción colectiva. En cualquier caso, se deberá esperar que el juicio ―individual o colectivo― concluya con una sentencia condenatoria para la sociedad financiera. Luego habrá que ejecutar la sentencia contra los bienes asegurados y tras su liquidación, pagar a los acreedores en la medida en que existan bienes para hacerlo. Además, está la vía penal para buscar sancionar las actividades delictivas que hubieran existido y en su caso la reparación del daño. Eso jugando un rol activo, o bien cobrar el seguro de depósito al que tienen derecho y esperar que algo más ocurra en el futuro que permita recuperar una mayor parte de los recursos. Lo cierto es que muy probablemente ninguna de las opciones anteriores hará sentir satisfechos a los ahorradores defraudados.

En una acción colectiva, con el inútil requisito incluido por los legisladores que precisa que para adherirse a la acción los individuos deben acreditar su condición de pertenecer a la clase (conocida como opt in), se necesitará además de una coordinación sin precedentes y de un sólido y costoso litigio. Ni hablar de la complejidad de que se promuevan acciones individuales, donde ganarán solo aquellos pocos ahorradores que estén dispuestos a invertir tiempo y dinero en un juicio de esta envergadura.

La Alternativa: La Comisión Especial FICREA

Parafraseando a Albert Einstein, no podemos esperar resultados diferentes haciendo las cosas iguales. Pues bien, en este post: https://solucionapropiada.wordpress.com/2014/12/30/sistemas-de-solucion-de-conflictos-y-su-diseno-una-herramienta-para-la-prevencion-y-el-control-de-riesgos-en-las-organizacione/ escribí  sobre una herramienta llamada Diseño de Sistemas de Solución de Conflictos, junto con un marco analítico para su puesta en práctica así como dos ejemplos de su ejecución. Considero que el caso de FICREA, ofrece una oportunidad para las autoridades financieras y de justicia en México, para diseñar un sistema ad hoc que permita desahogar una corriente de miles de reclamaciones de naturaleza similar en forma realista, objetiva, eficiente en términos de costos y de resultados y satisfactoria.

Para estructurar un sistema que llamaremos Comisión Especial para el caso FICREA, o Comisión Especial FICREA, se propone el siguiente bosquejo:

Objetivos de la Comisión FICREA

  1. Resolver las demandas de recuperación de inversiones de la mayor cantidad posible de los 6,400 ahorradores de FICREA.
  2. A través de la Comisión FICREA, se buscará establecer un espacio neutral y especializado para resolver la mayor cantidad de reclamaciones con eficiencia de tiempo y recursos financieros, sin costo para los ahorradores y sin que implique una renuncia a sus derechos de utilizar las vías tradicionales.

Proceso y Estructura

  1. Se podrán utilizar los recursos materiales y humanos de la CONDUSEF para recibir documentación, instrumentando plataformas electrónicas, para integrar un expediente por cada ahorrador con (por lo menos) su identidad y el monto invertido;
  2. En primera instancia se podrá buscar devolver los recursos a los ahorradores cuya totalidad de dinero invertido en FICREA sea menor o igual al seguro de depósito[1] y eliminar dichos asuntos de la lista.
  3. Se podrá integrar un Comité de 3 neutrales (y un equipo de soporte, que podrá ser de la propia CONDUSEF) que encabece el proceso en la forma de un arbitraje – no vinculante para los ahorradores – que cuantifique los bienes y recursos disponibles para el pago de las inversiones.
  4. Se podrán poner a disposición de los ahorradores ventanillas físicas y plataformas virtuales para recibir testimonios individuales y resolver dudas sobre el proceso. En todos los casos, el personal encargado de recibir los testimonios deberá estar capacitado en mediación y técnicas relacionadas.
  5. Se podrán instaurar reuniones periódicas entre los ahorradores y la CONDUSEF o la CNBV, el Interventor de FICREA (y con representantes de la sociedad financiera, de ser posible) y facilitados por el Comité de expertos para explicar los avances, y recibir y formular propuestas de formas alternativas de solución (por ejemplo: asegurar la recuperación de parte de los ahorros a través de su inversión en otros fondos de inversión sin riesgos, se podrían presentar propuestas viables para el gobierno como condonación de impuestos y financiamientos productivos, generación de políticas públicas para prevenir sucesos similares, y otras muchas posibles soluciones creativas diseñadas por expertos y/o por los propios ahorradores).
  6. Finalmente, el Comité de expertos podría emitir una decisión para cada ahorrador, considerando las particularidades del proceso.

Participantes

Además de los ahorradores, representantes de FICREA, la CONDUSEF, la CNBV se deberá integrar el Comité de Expertos mismo que deberá estar formado por reconocidos profesionistas expertos en derecho, arbitraje, finanzas, que no sean funcionarios públicos y que sean claramente neutrales. También se deberá considerar uno o más mediadores para facilitar las reuniones y las negociaciones.

Recursos

Se podrán utilizar en la medida de lo posible los recursos disponibles de la CONDUSEF y la CNBV, y además se deberán asignar recursos para la contratación de los expertos y el personal de apoyo para la Comisión Especial FICREA.

Éxito y Medición de Resultados

Como parte fundamental del sistema se deberán trazar metas a corto y mediano plazo, y un plazo máximo para la emisión de resoluciones finales. Una vez emitidas las resoluciones, los ahorradores deberán optar por asumirla y entonces renunciar al ejercicio de cualquier acción posterior y/o desistirse de alguna que estuviera en curso o bien rechazar la decisión del Comité de Expertos.

Ventajas y Oportunidades

 La Comisión Especial FICREA ofrece claras ventajas para la solución de reclamaciones:

Eficiencia de recursos al contar con un solo Sistema que analice los hechos, los recursos disponibles y las propuestas adicionales;

  • Creación de un Sistema que genere confianza y transparencia a los ahorradores defraudados;
  • Inhibir el desperdicio de recursos públicos y de los ahorradores en la búsqueda de recuperación de sus bienes;
  • Generar un ambiente propicio para que los ahorradores sientan reconocimiento a sus reclamos (muchos de ellos con alta carga emocional, al ver en riesgo su patrimonio de vida), sean incluidos en el proceso de solución y se perciba el esfuerzo institucional en resolver sus conflictos;
  • Generar un sistema que brinde una solución equitativa a todos los afectados y no solo a los que tengan más recursos para perseguir la vía judicial.
  • Generar propuestas para el mejoramiento del sistema financiero en su conjunto, y evitar en lo posible consecuencias como la de FICREA.

La Comisión Especial FICREA es una atractiva alternativa ante la actual empañada perspectiva que tienen los ahorradores defraudados y un precedente importante en la búsqueda de un mejor sistema de justicia en México. De paso, es una oportunidad para dar un golpe de timón ante la crisis de credibilidad de las instituciones del gobierno.

 

[1] De hasta 25,000 UDIS o aproximadamente $130,000.00

Advertisements